Estimado editor:

Me alejé de la reunión del CISM de anoche muy inquieto. Hay algunos elementos que son muy alarmantes:

  1. Avanzan de esta manera demasiado rápido para que nadie los pueda digerir. No pasarán tres semanas desde que se anunció por primera vez hasta que el consejo lo votará. Un proyecto de este tamaño no debe realizarse apresuradamente. Incluso la concejal Becky McElhaney dijo que no deberían votar sobre este tema ya que el paquete se entregó una hora y media antes de la reunión y no tuvo la oportunidad de leerlo debido a su volumen. Es una buena suposición que las personas que votaron para avanzar en esto tampoco lo leyeron. El paquete contenía correos electrónicos críticos de los residentes. ¿Cómo pueden avanzar en un proyecto que las etapas iniciales no están escritas en piedra? Todos los miembros del consejo que encabezan este movimiento deben ser responsables de cualquier deficiencia futura.
  2. Costo. Eric Lindman dijo que tendrían estimaciones de costos para el público en la reunión del CISM. No tenían nada listo para que el público lo viera o discutiera. No se mencionó ninguna ayuda federal o estatal. Cuando le pregunté a la Junta cuál era el costo y quién lo paga. Lisa Rasmussen dijo que el Distrito 6 de TIF está pagando por ello ya que hay un flujo de caja positivo allí. Entonces parece que no hay ayuda estatal o federal. No hay ahorros en los fondos de la ciudad para pagar esto. Según lo que han compartido, todo esto será con dinero prestado. Así que votaron para seguir adelante con un plan que no está escrito en piedra y no tienen idea de lo que costará a los contribuyentes de la ciudad.
  3. Si necesitan unos metros más, ¡sáquenlos de ambos lados de la carretera! El Consejo parece empeñado en derribar las casas del lado norte. En primer lugar, las cifras de tráfico han bajado; ni siquiera deberíamos hablar de expansión. Si las alcantarillas están tan mal, deberían repararlas, reemplazar la huella y poner en marcha algún tipo de sistema de gestión del tráfico. Se han presentado varias soluciones al comité CISM para que los contribuyentes no tengan que pagar para poseer más lotes baldíos, como un carril de giro medio, que están considerando. Además, en lugar de carriles para bicicletas, me gustaría verlos aumentar el ancho de la acera tanto para caminantes como para ciclistas. O pase el carril bici detrás de nuestras propiedades en el ferrocarril abandonado de inmediato. Dado que algunas de nuestras casas son básicamente casas frente al río, demuévalas y la Ciudad tiene una gran parte de las principales propiedades entre ciudades frente al río de las que pueden beneficiarse.
  4. Gestión del tráfico: se ha mencionado que se podrían implementar sistemas simples de gestión del tráfico para mantener segura la calle Thomas. Semáforos en Thomas & Emter para que la gente pueda cruzar la calle de forma segura para acceder a Dairy Queen. Rumble strips, etc. Nadie en el comité CISM, o ingenieros de la ciudad ha discutido esto, hasta donde yo puedo ver.

Hay tantos problemas aquí que no se están abordando que podrían ahorrar dinero a los contribuyentes debido a la rapidez con que se está forzando. Es como si los ingenieros de la ciudad y ciertos miembros del comité CISM tuvieran un avión que tomar.

Sinceramente,

Louis C. Larson, Wausau


Nota del editor: Wausau Pilot & Review acepta con gusto cartas al editor sobre los problemas que enfrentan los residentes del área de Wausau. Enviar cartas por correo electrónico a editor@wausaupilotreview-newspack.newspackstaging.com o envíelo por correo a PO Box 532, Wausau, Wis., 54402-0532. Incluya su número de teléfono y / o dirección de correo electrónico solo con fines de verificación. No se publican cartas anónimas.

Una respuesta sobre "En sus palabras: la ciudad debería reducir la velocidad en el plan de Thomas Street"

  1. La falta de perspicacia fiscal de la mayoría de los miembros del Consejo es asombrosa.

    Y ese triste hecho está degradando lentamente la salud financiera de nuestra Ciudad (referencia a la reciente rebaja de calificación de Moody's de la calificación de Wausau), y cargando a nuestros hijos y nietos durante las próximas décadas con facturas no deseadas y derrochadoras por su gasto gratuito para todos.

Los comentarios están cerrados.