damakant jayshi

La Junta de Supervisores del Condado de Marathon votó abrumadoramente el martes para aprobar una transferencia presupuestaria para expandir una iniciativa de salud mental para estudiantes en los 10 distritos del condado.

Según los documentos del Departamento de Salud del Condado de Marathon, esta es la Fase III de "un programa de varios años diseñado para mejorar la salud mental de los jóvenes mediante la expansión de la salud mental en las escuelas de los distritos escolares del Condado de Marathon". La transferencia presupuestaria de $72,974 permite la expansión del programa.

Lee Shipway, un trabajador social clínico con licencia y ex director ejecutivo de Peaceful Solutions Counseling en Wausau, dijo que 11 clínicas trabajan juntas como un consorcio para brindar terapia a niños K-12 en las escuelas, cubriendo todas las escuelas públicas del condado. Shipway y Jeff Lindell, director de Servicios Estudiantiles en el Distrito Escolar del Área DC Everest, estuvieron en la reunión para solicitar a la Junta de Supervisores que apruebe la expansión.

Lance Leonhard, administrador del condado de Marathon, le dijo a Wausau Pilot & Review que la fase, a menudo denominada Consorcio de salud mental basado en las escuelas del condado de Marathon, finaliza el 30 de junio de 2024.

“La Junta aprobó la aceptación de $72,974 en subvenciones para continuar con la iniciativa de salud mental en las escuelas públicas del condado hasta junio de 2024”, dijo Leonhard. “Esta tercera fase de la iniciativa tiene como objetivo garantizar la sostenibilidad a largo plazo del programa después de la expiración de la financiación de la subvención en 2024”.

La Fase III tiene como objetivo "institucionalizar el Consorcio de Asesoramiento Escolar del Condado de Marathon, incorporar la salud mental en las escuelas en los Distritos Escolares del Condado de Marathon y ampliar las oportunidades de educación y defensa para la salud mental de los jóvenes a nivel local y estatal".

El consorcio de salud mental se estableció en 2017 después de que la Encuesta de comportamiento de riesgo juvenil (YRBS) de ese año mostrara que 23.6% de los estudiantes de secundaria reportaron sentirse deprimidos. Esto aumentó al 26% en la encuesta de 2019. El consorcio comprende clínicas de salud mental sin fines de lucro y con fines de lucro, distritos escolares públicos, organizaciones comunitarias y consejeros para brindar asesoramiento de salud mental en el lugar a los estudiantes en todas las escuelas públicas del condado.

Shipway, quien cofundó Peaceful Solutions Counseling, enfatizó la importancia de la consejería en las escuelas. Dijo que el abuso de sustancias por parte de estudiantes de secundaria y preparatoria estaba relacionado con trastornos de salud mental. “Muchos problemas de abuso de sustancias en realidad no son problemas de abuso de sustancias”, dijo Shipway. “Hay problemas subyacentes de salud mental. Si podemos prevenir los problemas de salud mental, podemos prevenir los trastornos de salud mental”.

El Dr. Lindell dijo que los problemas relacionados con la salud mental se han visto en todos los distritos escolares.

“Está afectando el progreso académico de nuestros estudiantes”, dijo Lindell.

Compartió algunos datos de la Encuesta de comportamiento de riesgo juvenil de 2019 para DC Everest. En el nivel superior, el 43 % de los estudiantes informaron ansiedad y el número de estudiantes de octavo y noveno grado fue del 48 %. Los que informaron tristeza prolongada en la escuela secundaria fueron el 25 %, pero el problema fue grave para las niñas de noveno grado, con un 9 % que informó tristeza prolongada.

El programa de subvenciones fue establecido por el Medical College of Wisconsin en 2004 y está financiado a través de Advancing a Healthier Wisconsin Endowment. El fondo ha invertido $275 millones en más de 475 proyectos enfocados en la mejora de la salud comunitaria hasta la fecha.

Hablando de los estudiantes del condado de Marathon, la dotación dijo que "análisis de los resultados de YRBS en 2015 demuestran un vínculo claro entre los estudiantes que estaban en riesgo de depresión y los estudiantes con días de salud mental deficiente con un aumento en otros comportamientos de riesgo para la salud, que incluyen autolesiones, consumo de tabaco y alcohol, y tomar medicamentos recetados sin receta médica. ”

El YRBS de 2019 incluyó preguntas relacionadas con la depresión, la ansiedad y las autolesiones no suicidas. Casi uno de cada dos estudiantes informó ansiedad (49.0%). Este fue un aumento del 39.9% de los estudiantes en 2017. 

En la encuesta también se informaron pensamientos o intentos de suicidio. Según la encuesta de 2019, el 15.7% consideró seriamente el suicidio, el 13% hizo un plan y el 7.4% intentó suicidarse.

Imagen que contiene el gráfico Descripción generada automáticamente

Algunos supervisores parecían no saber que se requería el consentimiento de los padres para recibir asesoramiento sobre salud mental. Lindell dijo que los funcionarios escolares no intervienen sin comunicarse con los padres. Shipway agregó que "la gente no entiende el proceso... los padres tienen que dar su consentimiento por escrito".

Dist. 2, Ann Lemmer, ex maestra de la escuela secundaria John Muir, habló sobre los beneficios del programa en las escuelas.

“Para mí, fue una gran tranquilidad saber que hay un brazo más de apoyo para estos niños que tengo en mi salón de clases”, dijo, y agregó que si los problemas de salud mental en los niños se tratan desde el principio, podría detener “algo más tarde con SRO (oficial de recursos escolares)” o requerir intervenciones policiales. “Me encantaría verlo ampliado”.

Durante el debate, el supervisor Chris Dickinson criticó la transferencia de presupuesto y dijo que el condado simplemente está invirtiendo más dinero en salud mental sin ningún beneficio. Reconoció que los estudiantes necesitaban mucha ayuda, pero agregó: “En los últimos dos años, muchos adultos no los ayudaron con las políticas que implementaron para estos niños y ahora esas mismas personas, hasta cierto punto, están diciendo que podemos seguir ayudando.”

Pero la iniciativa se lanzó antes de la pandemia del coronavirus.

El Dist. El supervisor del 29 también dijo que expandir el programa para cubrir a la mayoría de los estudiantes era innecesario. Dickinson, que no tiene experiencia clínica en salud mental, declaró que los estudiantes de primer y segundo año son los que más luchan “y tienden a relajarse un poco en el penúltimo o último año. Esto es generalmente lo que parece suceder”. Sin embargo, algunos datos muestran que los estudiantes de secundaria son los más estresados ​​de los grupos de edad.

Dickinson estuvo entre los ocho supervisores que votaron en contra de expandir el programa de salud mental. Después de que se mostró el voto, se quejó de la votación abierta.

Interfaz gráfica de usuario Descripción generada automáticamente

La mayoría de los estudiantes han dado retroalimentación positiva sobre la ayuda que han recibido, según un informe de impacto.